• 6 manzanas peladas y partidas en cuadritos
  • 12 tazas de caldo de pollo
  • 4 jitomates
  • 1/2 cebolla
  • 3 cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • - aceite para freír
  • - sal y pimienta

1. Remoje las manzanas en agua con una cucharada de sal para que se conserven blancas.

2. Fría la harina en el aceite hasta que dore, moviendo continuamente.

3. Licue el jitomate y la cebolla; cuele. Fría hasta que sazone.

4. Agregue el caldo. Añada sal y pimienta y deje hervir; agregue la manzana (bien escurrida) y el perejil.

5. Sirva cuando las manzanas estén cocidas.