• 1 manojito de cebollitas de Cambray, con rabo
  • 1 manojito de espinacas
  • 1/2 jícama mediana
  • 1/2 taza de champiñones rebanados
  • 1 tallo de jengibre de 2 cm rallado (opcional)
  • 2 rebanadas de tocino
  • 1 cucharada de aceite
  • 3 cucharadas de consomé de res granulado

1. Lave las cebollitas, séquelas y córtelas con todo y rabos en rebanadas muy delgaditas.

2. Lave las espinacas, córteles los tallos y deshéchelos; pique las hojas. Pele la jícama y córtela en tiras delgadas.

3. Rebane finamente el tocino.

4. Ponga a calentar el aceite en la olla donde acostumbra hacer la sopa y dore en él, ligeramente, el tocino y las cebollitas de Cambray.

5. Sancoche después en ese mismo aceite la jícama, las espinacas t los champiñones rebanados.

6. Agregue 6 tazas de agua, el jenibre rallado y el consomé, y deje cocer la sopa unos 20 minutos a fuego bajo, hasta que los pedacitos de jícama estén bien cocidos.

7. Sirva la sopa o manténgala caliente hasta el momento de servirla.