• 1 kg de carne de pescuezo de res finamente picada (no molida)
  • 6 cucharadas de aceite
  • 1/2 taza de jugo sazonador de carnes
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1/2 cucharadita de sal de ajo
  • 1/2 cucharadita de sal de cebolla
  • 1/2 cucharadita de tomillo seco
  • El jugo de 2 limones sin semilla
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Salsa picante (opcional)
  • 1 paquete de galletas saladas

1. Caliente en un sartén grande el aceite y eche toda la carne de una vez.

2. Cuando apenas haya cambiado de color, agréguele el sazonador de carne, la pimienta, la sal de ajo, la sal de cebolla y el tomillo.

3. Baje un poco el fuego y tape el sartén para que la carne suelte su jugo y lo va escurriendo éste a una cacerolita, hasta que la carne se quede tan seca que no suelte más jugo.

4. Mantenga el jugo de la carne caliente en baño María: el agua de éste deberá estar apenas un poco más caliente que la temperatura del cuerpo.

5. Sirva el jugo de carne en tazas pequeñas, añadiendo a cada una 1/4 de cucharadita de limón, 1 cucharadita de aceite de oliva y unas 2 gotas de salsa picante de botella.

6. Acompañe el jugo de carne con galletas saladas.