• 1/2 kg de flor de calabaza
  • 2 calabacitas
  • 6 tazas de leche
  • 3/4 de barra de mantequilla
  • 2 cucharaditas de consomé de pollo granulado
  • 1/4 de cucharadita de pimienta blanca molida
  • 2 cucharadas un poco copeteadas de fécula de maíz
  • Sal

1. Lave con agua fría las flores de calabaza y sacúdalas para escurrirlas.

2. Lave las calabacitas.

3. Para limpiar las flores, despréndalas de sus tallos y apártelos; después desprenda los pétalos del resto de la flor y conserve solamente éstos.

4. Quíteles a los tallos las hebras (como se hace con los tallos de apio) y pique finamente los pétalos, los tallos y las calabacitas.

5. En una cacerola ponga a hervir 5 tazas de leche con la mantequilla, el consomé y la pimienta blanca.

6. Deshaga la fécula de maíz en la otra taza de leche.

7. Cuando la leche de la cacerola empiece a hervir, agréguele la fécula de maíz desleída en la taza de leche y, sin dejar de revolver, espere a que se espese.

8. Añada entonces la flor de calabaza y las calabacitas picadas, y deje que la sopa hierva unos 10 minutos.

9. Pruébela para rectificar la cantidad de sal.