• 6 calabacitas medianas
  • 1 1/2 litros de leche natural
  • 2 cucharadas rasas de fécula de maíz
  • 3/4 de barrita de mantequilla
  • 1/4 de cucharadita de pimienta blanca molida
  • Sal

1. Lave las calabacitas y córtelas por mitad, eliminando el extremo de corte.

2. Póngalas a cocer en 1 taza de agua con un poquito de sal.

3. Licue las calabacitas cocidas con 5 tazas de leche y ponga a cocer lo licuado en una cacerola con la mantequilla, la pimienta y la sal.

4. Deshaga la fécula de maíz en la leche restante. Cuando esté hirviendo la crema, añádale poco a poco y sin dejar de mover la fécula de maíz desleída.

5. Deje que hierva unos 3 minutos, hasta que la crema espese.

6. Sirva caliente en tazoncitos.