• 1 taza de arroz
  • 1 cucharada de vinagre
  • 2 1/2 de agua

1. Limpie el arroz pero sin lavarlo. Ponga a cocer el arroz en 2 tazas y media de agua revueltas con la cucharada de vinagre. Al prepararlo así, el arroz queda pegajoso, pero éste es precisamente el estilo chino de hacerlo.