• 20 chiles pasilla
  • 1 cabeza de ajo
  • 1/2 litro de pulque (puede sustituir con cerveza oscura preferentemente)
  • - queso añejo (tipo Cotija)
  • - aceite para freir
  • - sal

1. Quite los rabos a los chiles y fríalos.

2. Escúrralos y póngalos a remojar en el pulque o cerveza durante toda la noche, junto con la cabeza de ajo.

3. Aparte ésta y deshaga los chiles con la mano.

4. Sirva en cazuela de barro y espolvoree con sal y queso añejo.