• 3 Yemas de huevo.
  • 1 Cucharada de zumo de limón o de vinagre blanco.
  • 50 cl. de aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

Primero.
Para que no se corte hay que tener yemas y aceite a temperatura ambiente.
Se conserva unas 48 horas en frigorífico dentro de un bote de cristal.
Puede aromatizarse con mostaza.

Preparación:

Poner las yemas en un bol, sazonar con sal y pimienta y batir con batidor de varillas hasta obtener una mezcla lisa.

Añadir el vinagre o zumo de limón y mezclar bien.

Al principio hay que verter el aceite gota a gota y batir siempre hacia la derecha. Cuando comience a espesar ir añadiendo el aceite en forma de hilo fino.

Si queda demasiado espesa, rebajarla con algo más de zumo de limón o vinagre.

FORMA RÁPIDA:

Poner yemas, sal, pimienta y zumo de limón o vinagre en el vaso del tumix.
Añadir todo el aceite y poner el brazo del turmix apoyado en el fondo.
Mixar a potencia máxima sin mover el brazo de manera que las cuchillas toquen el fondo del vaso.
Cuando empiece a espesar empezar a mover el brazo de abajo a arriba hasta que la mayonesa esté perfectamente emulsionada.