• 1 cuete de res de 1 kg
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 cabeza de ajos
  • 1 hoja de laurel
  • 2 granos de pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 coliflor muy blanca y apretada, de tamaño mediano
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • Para la salsa:
  • 1 taza de crema espesa
  • 1/2 taza de mostaza de buena calidad
  • 1 cucharadita de jugo de limón
  • Sal
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 10 aceitunas rellenas, rebanadas (opcional)

1. Ponga a cocer en la olla de presión, durante 45 minutos, el cuete, la cebolla, el ajo, el laurel, la pimienta y la sal con 2 tazas de agua.

2. Enfríe la olla bajo el chorro del agua fría, destápela y saque el cuete. Deje que se enfríe un poco antes de cortarlo en rebanadas delgadas. Acomode las rebanadas en un platón.

3. Divida la coliflor en pequeños ramitos y deseche los tallos gruesos. Ponga a cocer los ramitos en unas 2 tazas de agua con 1 cucharadita de jugo de limón.

4. Cuando estén tiernos, pero firmes, sáquelos con cuidado del agua de cocción y déjelos en un plato para que escurran y se enfríen. Acomódelos después junto a las rebanadas de cuete.

5. Use el batidor de globo -ya que la salsa debe quedar un poco espumosa- para mezclar en un tazón todos los ingredientes: la crema, la mostaza, el jugo de limón, la sal y la pimienta.

6. Cubra con esta salsa las rebanadas de carne y los ramitos de coliflor. Si gusta puede adornar el platillo con rebanadas de aceitunas rellenas.