• 1/4 de kg de carne de res molida
  • 1/4 de kg de carne de puerco molida
  • 2 cucharadas de cebolla finamente picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 2 cucharadas de perejil muy picadito
  • 2 cucharadas de pan molido
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de harina
  • 1/2 taza de aceite
  • Para la salsa:
  • 3 jitomates (tomates) grandes, muy rojos
  • 1 cucharada de puré de tomate
  • 5 chipotles secos, desvenados y sin semillas
  • 2 cucharadas de cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • Sal al gusto

1. En un tazón de buen tamaño mezcle con la mano todos los ingredientes de las albóndigas, menos la harina y el aceite.
2. Haga con la mezcla anterior bolitas del tamaño de una nuez de Castilla y páselas por la harina. Caliente en un sartén el aceite (reserve 2 cucharadas para hacer la salsa) y dore en él ligeramente las albóndigas.
3. Prepara la salsa mientras se doran las albóndigas. Fría ligeramente los chipotles y póngalos a cocer en 1 taza de agua para que se ablanden. Licue ahora juntos los chipotles, la cebolla, el ajo, los jitomates y el puré de tomate con el agua en que se cocieron los chiles. En la cacerola en que se van a cocer las albóndigas caliente las dos cucharadas de aceite que reservó y fría en él todo lo licuado después de haberlo colado. Una vez bien sazonado, agregue 1 1/2 tazas de agua, sal al gusto y después las albóndigas que frió. Deje que todo ello hierva unos 15 minutos bien tapado.