• 200 gramos de chocolate sin leche
  • 1 cucharada de café negro fuerte
  • 200 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de azúcar
  • 5 huevos medianos, separada la clara de la yema
  • 150 gramos de harina de trigo con levadura en polvo (polvo de hornear)
  • Para el relleno:
  • 4 cucharadas de mermelada de chabacanos colada.
  • Para el escarchado:
  • 150 gramos de chocolate sin leche
  • 4 cucharadas de café negro
  • 150 gramos de azúcar glass, cernida
  • Tiempo de cocción: 1 1/2 horas
  • Temperatura de horno: 150° C, 300° F

1. Engrase un molde para tarta, de 23 cm y forre con papel encerado.

2. Parta el chocolate en trozos pequeños y póngalo a baño María.

3. Cuando el chocolate esté casi derretido, agregue el café diluido. Deje enfriar.

4. Haga una crema con la mantequilla y el azúcar, hasta que esté ligera y esponjosa.

5. Sin dejar de batir agregue de una en una las yemas y el chocolate frío.

6. Cierna la harina e incorpórela a la mezcla,

7. Bata las claras hasta que formen picos y añádalas a la mezcla.

8. Vierta en el molde engrasado y meta en el horno precalentado a 150° C, 300° F, durante 1 1/2 horas.

9. Deje en el molde durante 15 minutos y desmolde sobre una rejilla para que se enfríe.

10. Cuando la tarta esté fría, pártala por la mitad, en sentido horizontal, unte la mitad inferior con la mayor parte de la mermelada de chabacanos, ponga la mitad superior encima, extienda el resto de la mermelada sobre la superficie y los lados de la torta.

11. Para el escarchado, ponga el chocolate, cortado en trozos, y el café a baño María y deje hasta que el chocolate se haya derretido.

12. Sin dejar de batir, incorpore el azúcar glass.

13. Vierta la escarcha sobre la tarta, extendiéndola uniformemente por la superficie y los lados, con la espátula humedeciéndola constantemente.

14. Deje cuajar durante una hora.