• 1 lata de mangos en almíbar, de tamaño mediano
  • 20 fresas muy rojas, pero firmes
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Una pizca de canela en polvo

1. Lave las fresas con agua fría y desinféctelas según instrucciones de su producto.

2. Póngalas en un colador y pélelas.

3. Licue las fresas con las 3 cucharadas de azúcar.

4. Distribuya las fresas licuadas en 6 copas.

5. Abra la lata de mango y ponga en cada copa 1 o 2 rebanadas de mango; espolvoree cada copa con un poquito de canela en polvo.

6. Refrigere y sirva.