• 4 plátanos Tabasco grandes, maduros y sin manchas
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 copita de ron añejo
  • Canela en polvo

1. Pele y corte los plátanos en rebanadas. Distribuya éstas en 6 dulceritas.
2. En un tazón pequeño mezcle bien la leche condensada con el ron y reparta la mezcla entre las 6 dulceritas y espolvoree la canela.