• 6 kiwis verdes o dorados
  • 1 plátano
  • 1 rebanada de piña
  • el jugo de 1 naranja
  • 1 taza de crema dulce batida

1. Lave y pele los kiwis, que deberán estar firmes.

2. Córtelos en medias lunas.

3. Ensártelos en los palillos para brochetas y resérvelos en el refrigerador.

4. Licua el plátano, la piña y el jugo de naranja hasta obtener una salsa tersa.

5. Ponga la crema batida en una bolsa limpia de plástico y haga un corte en una esquina, para que salga en forma de hilo y pueda decorar las brochetas, esto en el caso de que no tenga una «duya» y su manga pastelera.

6. Coloque en cada plato las brochetas y decore con la crema batida y acompañe con la salsa de frutas.