• 1/2 kg de papaya roja (maradol)
  • 1 manojito de hierbabuena
  • El jugo de 1 limón
  • 12 cucharadas de azúcar

1. Pele la papaya y córtela en cubitos.

2. Póngala en una dulcera y revuélvala con el jugo de limón.

3. Lave perfectamente la hierbabuena, arranque las hojitas y deseche el resto.

4. Pique finamente las hojas y revuélvalas con la papaya y el azúcar.

5. Guarde el postre en el refrigerador, si no lo va a servir al momento.