• 1 paquete grande de gelatina sabor cereza
  • 4 tazas de agua (1 litro)
  • 1/2 taza de leche condensada

1. Ponga a hervir 2 tazas de agua.

2. Cuando empiece a hervir, agregue la gelatina y apague el fuego.

3. Revuelva con una cuchara hasta que se haya disuelto la gelatina perfectamente.

4. Agregue 2 tazas de agua fría a la gelatina, revuelva bien y pásela a un molde grandecito y rectangular para formar una capa de un dedo de grueso.

5. Meta el molde al refrigerador. Cuando la gelatina haya cuajado bien, córtela en cuadritos. Separe la gelatina del fondo del molde con la paleta de freír huevos.

6. Distribuya los cuadritos de gelatina en 6 copas y échele a cada copa un chorrito de leche condensada como adorno.