• 2 cajitas de budín de vainilla
  • La ralladura de 1 naranja
  • El jugo de 3 naranjas
  • 2 tazas de leche evaporada
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Canela en polvo

1. Lave las naranjas con la fibra y jabón; enjuáguelas.

2. Ralle la cáscara de una de ellas con el lado más fino del rallador.

3. Exprima las 3 naranjas, cuele el jugo y agréguele el agua necesaria para obtener 2 tazas de líquido.

4. Agréguele la ralladura de naranja y deshaga en él el contenido de las cajitas de budín y las 2 cucharadas de azúcar.

5. En una cacerola ponga a hervir la mezcla anterior, sin dejar de revolverla un instante, hasta que espese lo suficiente para que se vea el fondo de la cacerola al revolver.

6. Agréguele entonces las 2 tazas de leche evaporada y revuelva enérgicamente hasta obtener una mezcla homogénea y tersa.

7. Distribuya el budín en 6 copas o en 6 budineras individuales y adórnelas con un poquito de canela en polvo u una cascarita de naranja.