• 6 muslos de pollo, grandes
  • 3 cucharadas de aceite
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 pimientos verdes
  • 2 pimientos rojos
  • 4 jitomates grandes, rojos y firmes
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • 1/4 de cucharadita de tomillo
  • Sal
  • 6 aceitunas verdes
  • 6 aceitunas negras

1. Lave los muslos de pollo y séquelos. Reserve.

2. Corte la cebolla en rebanadas de medio dedo de ancho.

3. Quíteles a los pimientos los rabos y las semillas, y córtelos en tiras de un dedo de ancho.

4. Pique finamente los ajos.

5. Ponga a hervir 2 tazas de agua en una cacerolita, y cuando esté hirviendo ponga a remojar los jitomates durante 1 minuto, enfríelos bajo el chorro del agua fría y pélelos. Quíteles después las semillas con una cucharita y píquelos en pedazos de 1 cm de lado.

6. Ponga a calentar el aceite en la olla de presión, eche los 6 muslos y deje que se doren, volteándolos de vez en cuando. Una vez dorados los muslos, sáquelos y póngalos en un plato mientras prepara la salsa de chilindrón de la siguiente manera.

7. Eche en la olla de presión los ajos picados y la cebolla rebanada para que se sancochen; añádales después los pimientos y déles varias vueltas en el aceite.

8. Agregue, por último, el jitomate picado, el tomillo, la sal y la pimienta. Deje que la salsa se sofría durante unos 3 o 4 minutos y póngale entonces los muslos de pollo.

9. Añada al guiso 1 taza de agua y cierre la olla. Ponga a cocer el pollo durante unos 20 minutos, contados a partir del momento en que la olla, con el tapón empieza a silbar.

10. Enfríe la olla bajo el chorro del agua fría, destápela y déjela al fuego un ratito para que se evapore casi toda el agua y se espese la salsa.

11. Pase el pollo a la chilindrón a un platón extendido y adórnelo con las aceitunas, puede acompañarlo con arroz blanco.