• 6 piezas de pierna y muslo de pollo, previamente cocidas.
  • 125 g de pepitas de calabaza molidas
  • 1/4 de taza de aceite
  • 1 manojo de cilantro
  • 1 manojo de perejil
  • 10 hojas grandes de epazote
  • 5 hojas de hierba santa (acuyo)
  • 15 tomates verdes grandes o 20 chicos
  • 5 chiles verdes (serranos)
  • 1/2 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra molida
  • 1/8 de cucharadita de cominos molidos
  • Una pizca de canela en polvo
  • 2 cucharadas de consomé de pollo granulado
  • Sal

1. Córteles todos los tallos grandes al cilantro, al perejil y al epazote.

2. Quíteles la cáscara a los tomates y a los ajos, y el rabito a los chiles verdes.

3. Lave todas las verduras, incluyendo la hierba santa, los chiles, la cebolla y los ajos con agua fría.

4. Póngalas a cocer en 2 1/2 tazas de agua; la cacerola debe estar bien tapada y el fuego debe ser medio. Deje que todos estos ingredientes se cuezan unos 20 minutos.

5. Caliente en un sartén la mitad del aceite y fría en él las pepitas. Muévalas constantemente porque se queman con mucha facilidad.

6. Licue las verduras cocidas en el agua en que se cocieron.

7. Ponga la otra mitad del aceite en una cacerola y cuele a esa cacerola las pepitas fritas y cuele a esa cacerola las pepitas fritas y el licuado de verduras, alternando ambas cosas según las vaya colando.

8. Ponga la cacerola al fuego y añádale al mole la pimienta, los cominos, un toquecito de canela, el consomé de pollo y 1 cucharadita de sal.

9. Deje que el mole se sazone unos 10 minutos sin dejar de revolverlo. Pruébelo y rectifique la sal.

10. Unos 5 minutos antes de servir el mole, eche en él las piezas de pollo para que se calienten un poco. Sirva en cada plato una pieza de pollo bien cubierta de mole, puede acompañar con frijoles refritos.