• 2 pechugas de pollo deshuesadas.
  • 1/4 de taza salsa de soya
  • 3 cucharadas de aceite

1. Divida en 12 partes iguales los trozos de pechuga y ensártelos en 12 palitos largos, de los que se usan para hacer teri-yaki.

2. Bañe estas brochetas con salsa de soya y déjelas reposar hasta unos 15 minutos antes de empezar a servir la comida.

3. En ese momento ponga a calentar dos comales a fuego muy alto.

4. Mientras tanto, ponga el aceite en un plato y pase por él las brochetas antes de ponerlas a asar, todas al mismo tiempo, en los comales.