• Salmón
  • Una cebolla grande
  • Tomates bien rojos
  • Unos champiñones
  • Aceite oliva

Pelamos y cortamos los tomates en rodajas, y los ponemos en el fondo del recipiente a uasar para meter en el horno.

Encima de los tomates ponemos las rodajas de salmón.

Cortamos algo de cebolla en gajos finos, y lo colocamos por los huecos entre el tomate y el salmon.

Por encima de todo echamos los champiñones troceados también.

Por último lo regamos todo con un poquito de aceite y un poco de sal.

Encendemos el horno y lo calentamos a unos 180-190 grados.

Metemos la fuente dentro y lo dejamos una media horita.

Comprobaremos que está listo cuando la cebolla y demás ingredientes tengan buen color.