• 1 cucharada de mantequilla
  • 6 filetes de mero (o filete de la variedad de pescado de su preferencia)
  • 1/4 de cucharadita de jugo de limón
  • 1 lata de crema de champiñones
  • 100 g de queso Chihuahua rallado (puede sustituir por tipo Asadero, Manchego u Oaxaca)

1. Enmantequille un molde rectangular de vidrio refractario.
2. Lave los filetes con agua fría, séquelos con un trapo limpio y únteles el jugo de limón. Colóquelos en el molde uno al lado del otro sin que se encimen, y écheles encima la crema de champiñones. Cúbralos con el queso rallado.
3. Prenda el horno a 150° C (300° F) y deje que se caliente durante unos 10 minutos. Meta después el molde con el pescado, que en 15 minutos estará listo para servirse.