• 1/2 kg de filete de pescado limpio de la variedad de su preferencia.
  • El jugo de 1 limón
  • 1/2 taza de harina
  • 1/2 taza de mantequilla
  • 1/4 de cucharadita de pimienta blanca molida
  • 1 taza de leche
  • 1 cucharadita de consomé de pollo granulado
  • 150 g de queso manchego, rallado
  • Sal

1. Lave el pescado rápidamente con agua fría y úntelo con unas gotitas de limón.

2. Ponga a hervir en una cacerolita 1 taza de agua con 1/2 cucharadita de sal. Cuando empiece a hervir el agua, baje el fuego y agregue el pescado.

3. Deje que el pescado se cueza unos 7 minutos, sáquelo y desmenúcelo. Resérve el pescado desmenuzado y el caldito en el que se coció el pescado.

4. Ponga a derretir la mantequilla en un sartén y fría en ella ligeramente la harina con la pimienta.

5. Agréguele entonces el agua donde se coció el pescado y la taza de leche, sin dejar de revolver la mezcla con una palita de madera hasta que se forme una pasta no muy espesa.

6. Retire el sartén del fuego y agregue el consomé a esta salsa blanca; revuelva bien y añada el pescado desmenuzado.

7. Enmantequille 6 cazuelitas de vidrio refractario y llénelas con la mezcla del pescado. Cúbralas con el queso rallado y hornéelas a 250° C(480° F) en la parte alta del horno, o en el asador, para que el queso se derrita y dore.

8. Sirva las cazuelitas de pescado.