• 4 tazas de harina de trigo
  • 2 cucharadas soperas de manteca
  • 1/2 taza de leche tibia
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • 1 cucharada cafetera de sal

1. En un recipiente mezcle la harina, el polvo de hornear y la sal.

2. Haga una fuente con los ingredientes secos y en el centro, coloque la manteca, vaya incorporando la manteca poco a poco, con la punta de los dedos.

3. Cuando la harina se sienta arenosa, agregue poco a poco la leche. Amase hasta que la masa ya no se le pegue en las manos y esté muy suave.

4. Forme una masa que pueda extender con el rodillo y forme bolas aproximadamente del tamaño de una pelota de golf.

5. Deje reposar las bolas de masa, de 1/2 a 1 hora, tapadas con un paño de cocina.

6. Enharine una superficie plana y extienda con el rodillo cada bola, y vaya echando al comal que deberá estar caliente y a fuego de medio a bajo, según la flama de su parrilla.

7. La tortilla la deberá voltear cuando se despeguen fácilmente y vea que se infla o hace burbujas. La voltea y termina de cocer por el otro lado y listo.