• 2 huevos (por persona)
  • Margarina
  • Sal
  • Pimienta negra molida

1. Bata los huevos, añada 1 cucharada sopera de agua fría, sal y pimienta.

2. Engrase un sartén con margarina y caliéntela a fuego bajo.

3. Vierta los huevos batidos sobre la sartén y deje que se dore la parte de abajo y los bordes.

4. Introduzca una espátula con cuidado para despegar la tortilla de la sartén, cuando logre esto con facilidad, dóblela sobre sí misma (si la quiere de algún relleno, póngalo antes de doblarla).

5. Deje cocer unos minutos más y sirva.