• 2 filetes de pechuga de pato
  • ½ cebolla
  • 1 tallo de apio
  • 2 zanahorias
  • ½ piña
  • ½ jengibre
  • 400 gr de arroz blanco (cocido)
  • 2 cucharadas de salsa de soya
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

1. Precaliente el horno a 150° C.

2. Salpimentar los filetes de pechuga de pato

3. Dorar los filetes en aceite por el lado de la piel durante 5 minutos. Dar vuelta a los filetes y cocinarlos durante 5 minutos más.

4. Acomode los filetes con la piel hacia arriba en una charola o refractario para hornearlos durante 15 minutos.

5. Corte las zanahorias en tiras delgadas y el apio en forma diagonal.

6. Pique la cebolla y el jengibre.

7. Corte la piña en triángulos. Reserve los vegetales y piña.

8. Ponga el arroz en una olla y agregue agua hasta cubrirlo y póngalo a cocer a fuego lento.

9. Cuando empiece a hervir el agua, deje cocer de 10 a 12 minutos, revise constantemente la cantidad de agua para evitar que se evapore y se queme el arroz.

10. En un sartén con aceite caliente sofreír la cebolla y el jengibre picados.

11. Agregue al sofrito el apio, la piña y la zanahoria.

12. Mueva constantemente hasta que adquieran un color dorado.

13. Añada la salsa de soya y el arroz. Mezcle todos los ingredientes y por último, el pato cortado en láminas.