• 2 tazas de fresas
  • 4 nectarinas
  • 1/2 taza de azúcar
  • Palitos de madera
  • Moldes para paleta

1. Lave y desinfecte las fresas, siguiendo las instrucciones de su producto.

2. Mientras se desinfectan las fresas, lave y seque perfectamente las nectarinas.

3. Parta las nectarinas para retirarles la semilla y córtelas en trozos.

4. Saque las fresas y póngalas en un colador para que escurra el exceso de agua.

5. Parta las fresas en rebanadas.

6. Ponga a licuar las rebanadas de fresa, los trozos de nectarina y el azúcar.

7. Vierta en moldes para paleta y ponga un palito de madera en el centro.

8. Meta al congelador durante, al menos, cuatro horas o hasta que endurezcan.

9. Desmolde las paletas en agua tibia para servir.