• 18 tortillas de maíz
  • 8 chiles guajillos
  • 2 chiles puya
  • 2 tazas de queso rallado
  • 1 cebolla
  • Sal
  • Aceite
  • 1/4 de crema natural (opcional)

1. Limpie y remoje los chiles, al menos 1 hora, al término, póngalos al fuego y al primer hervor apague el fuego, sáquelos y póngalos a escurrir.

2. Desinfecte los rábanos y la lechuga, siguiendo las instrucciones de su producto.

3. Pique finamente la cebolla y reserve.

4. Ralle el queso y revuélvalo con la cebolla.

5. Pique finamente la lechuga y corte en rebanadas delgadas los rábanos.

6. Ponga a licuar en poca agua, los chiles y la sal, hasta obtener una salsa consistente, sin ser muy espesa, ni demasiado ligera.

7. Pase la salsa a un sartén y mantenga caliente.

8. Ponga a calentar aceite en otro sartén, cuando el aceite esté caliente, pase tortilla por tortilla, primero por el aceite y luego por la salsa.

9. Vaya rellenando con el queso revuelto con la cebolla picadita, conforme va enchilando cada tortilla.

10. Acomode las enchiladas en un platón y adorne con la lechuga, los rábanos y queso rallado. Sirva la crema natural en un tazoncito, para que cada comensal le agregue a su gusto.