• 3 plátanos Tabasco maduros
  • 1 rajita de canela de unos 5 cm de largo
  • Azúcar al gusto
  • Cubitos de hielo

1. Pele los plátanos y lícuelos con 4 tazas de agua.

2. Pase el licuado a una jarra y agréguele otras 4 tazas de agua. Aparte, hierva durante 5 minutos la rajita de canela en 1/2 taza de agua.

3. Agregue la infusión de canela al refresco de plátano, pruébelo y endúlcelo con azúcar.

4. Agregue unos cubitos de hielo y, antes de servir, revuelva el agua de plátano porque la pulpa tiende a acumularse en la superficie.