• Verduras frescas: coliflor, brócoli, ejotes, zanahorias, pimientos, calabacitas, apio, jícama, hongos, etc.
  • 2 huevos
  • Harina para cubrir, la necesaria
  • Aceite abundante, el necesario
  • Dip de tamarindo:
  • 4 dientes de ajo
  • 2 manojitos de cilantro picadito
  • 2 cucharadas de azúcar morena
  • 1/2 taza de cacahuates pelados
  • 4 cucharadas de pulpa de tamarindo
  • 4 cucharadas de agua

1. Corte las verduras previamente lavadas y secadas, en tiras de 7 centímetros de largo o en racimos.

2. Enharine uno por uno los trozos de verduras y reserve dejándolos reposar por 15 minutos.

3. Mientras reposan los trozos de verduras enharinadas, prepare el dip de tamarindo: meta a la licuadora o procesador, los dientes de ajo, el cilantro, el azúcar, los cacahuates, la pulpa de tamarindo y las cucharadas de agua. Reserve.

4. Bata ligeramente los huevos y reserve.

5. Prepare un platón con papel absorbente para poner las verduras ya fritas.

5. En una cacerola ponga aceite suficiente para formar una capa de 2 cm de profundidad, y caliente.

6. Meta las verduras enharinadas en el batido de huevo y vaya friendo de 3 o 4 a la vez, según el tamaño de su cacerola.

7. Vaya colocando las verduras ya fritas, en el platón que preparó con papel absorbente.

8. Termine de freír todas las piezas y deje que reposen un minuto y sirva acompañadas del dip que preparó de tamarindo.