• 6 milanesas de aguayón de res, bien aplanadas
  • 1 huevo
  • 1 1/2 tazas de pan molido
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
  • Sal
  • 1/4 de taza de aceite
  • 1/2 kg de colecitas de Bruselas
  • 3/4 de barrita de mantequilla

1. Quíteles a las colecitas de Bruselas las hojas manchadas o marchitas, y córteles el extremo del tallo.

2. Ponga a cocer en 6 tazas de agua durante, por lo menos, 35 minutos, bien tapadas y a fuego bajo para que no se quemen.

3. Después escúrrales el agua y saltéelas en un sartén con la mantequilla.

4. Para empanizar las milanesas, bata 1 huevo en un tazón y ponga en una charola el pan molido revuelto con la sal y la pimienta negra.

5. Eche todas las milanesas en el tazón de huevo batido y revuélvalas hasta que queden cubiertas de huevo. Páselas, de una en una, por el pan molido, dándoles pequeñas palmadas para que queden bien cubiertas.

6. En dos sartenes grandes ponga a calentar el aceite, la mitad en cada sartén, y fría las milanesas hasta que queden doradas por ambos lados.

7. Sírvalas en un platón extendido acompañadas de las colecitas de Bruselas.