• 1 lechuga romanita
  • 2 pepinos grandes y macizos
  • 1 taza de yogur natural
  • 2 cucharaditas de eneldo
  • Sal

1. Limpie, deshoje y lave perfectamente su lechuga.

2. Lave los pepinos en el chorro del agua y séquelos.

3. Ponga a desinfectar la lechuga y los pepinos en un tazón grande, siguiendo las instrucciones de su producto.

4. Transcurrido el tiempo de desinfección, saque la lechuga y póngala a escurrir. Saque los pepinos y séquelos.

5. Pele los pepinos y córtelos en rebanadas delgadas.

6. Pase la lechuga y los pepinos a una ensaladera.

7. Déles unas vueltas para que se mezclen; agrégueles el eneldo y sal al gusto, y bañe la ensalada con el yogur.