• 300 g de ejotes muy frescos y tiernos
  • 1/4 de cebolla morada finamente picada
  • 1 diente chico de ajo picado finamente
  • 1/2 cucharadita de salsa de soya
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre de vino tinto
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra molida
  • Sal

1. Quite las puntas a los ejotes y después córtelos a lo ancho en pedazos de unos 2 cm de largo.

2. Póngalos a cocer en la olla de presión con 2 tazas de agua, unos 15 minutos.

3. Prepare el aderezo: pique finamente la cebolla y póngala en un recipiente de vidrio, agregue a la cebolla el resto de los ingredientes del aderezo y con una cuchara de madera, agite para que todos los ingredientes se incorporen perfectamente. Reserve.

4. A los 15 minutos, en el caso de que sean ejotes muy frescos, destape la olla a los 10 minutos y revise la cocción; ya cocidos pase los ejotes a un platón hondo.

5. Báñe los ejotes con el aderezo.