• 1 kg de lomo de puerco
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 pimientas negras
  • 4 cucharadas de aceite
  • 1 cebolla
  • 250 g de ciruelas pasas deshuesadas
  • 1 taza de vino blanco seco
  • 1 taza de agua

1. En el molcajete, muela el diente de ajo con la sal, las pimientas y una cucharada de aceite. Unte con esta pastita el lomo del puerco por todos lados y déjelo reposar.
2. Mientras tanto, rebane la cebolla en rebanadas delgadas y corte en pedazos de tamaño mediano las ciruelas (si no están deshuesadas, deshuéselas).
3. En la olla de presión ponga las 3 cucharadas restantes de aceite a fuego alto; fría la cebolla rebanada hasta que se ponga de color café oscuro, cuidando que no se queme. Saque la cebolla cuando esté lista y pásela a un platito; en el aceite que quedó en la olla dore el lomo de puerco por todos lados. Una vez dorado, agréguele la cebolla frita, las ciruelas, 1 taza de agua y 1 taza de vino blanco seco. Cierre la olla y deje que el lomo se cueza 1/2 hora.
4. Enfríe la olla bajo el chorro del agua fría, destápela y vuelva a ponerla al fuego para que la salsa se concentre un poco más. Saque el lomo de la olla, rebánelo, colóquelo en un platón y báñelo con la salsa.