• 1/4 de kg de tocino en rebanadas
  • 3 manzanas starking, grandes
  • 1/4 taza de nueces
  • 1 huevo
  • 1/4 de cebolla
  • 2 cucharadas de perejil finamente picado
  • Pan molido, la cantidad necesaria
  • 1/4 de taza de aceite
  • Para la salsa:
  • 3 jitomates maduros, muy rojos
  • 1/4 de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 de kg de champiñones
  • 3 cucharadas de harina
  • 4 cucharadas de aceite

1. Corte las tiras de tocino en rebanaditas muy delgadas; pele las manzanas y córtelas en pedazos, desechando el corazón; lave el perejil, quítele los tallos y píquelo finamente; pique la cebolla y el ajo.

2. Muela en la picadora eléctrica todos los ingredientes anteriores junto con las nueces.

3. Eche en un tazón la mezcla molida y agréguele el huevo entero; añádale después, poco a poco, el pan molido revolviendo bien la mezcla, hasta que pueda formar una bola con ella.

4. Cuando la masa adquiera la consistencia adecuada, divídala en 6 partes iguales, forme con cada una de ellas una bola y aplástela un poco para formar una hamburguesa de medio dedo de alto.

5. Coloque las hamburguesas en una charola sin encimarlas, hasta que llegue el momento de freírlas.

6. Córteles a los champiñones el extremo de los tallitos y lávelos bajo el chorro del agua fría para quitarles toda la tierra que pudieran tener.

7. Rebane los champiñones y échelos en un tazón con 4 tazas de agua y las 3 cucharadas de harina. Déjelos reposar unos 10 minutos.

8. Prepare ahora la salsa: licue juntos los jitomates, la cebolla y el diente de ajo.

9. Ponga a calentar en una cacerola las 4 cucharadas de aceite y fría en él lo licuado, a fuego bajo y con la cacerola tapada.

10. Revuelva la salsa de vez en cuando. Cuando la salsa lleve 5 minutos friéndose, escurra los champiñones y añádaselos a la salsa. Vuelva a tapar la cacerola y deje que la salsa siga sazonándose hasta que el aceite empiece a separarse.

11. Apague el fuego y mantenga caliente la salsa.

12. Unos 10 minutos antes de sentarse a la mesa, caliente en un sartén la mitad del cuarto de taza de aceite, y cuando esté muy caliente, aunque sin llegar a humear, eche en él 3 hamburguesas; deje que se doren primero por un lado y luego por el otro.

13. Páselas a un platón extendido. Fría del mismo modo las otras 3 hamburguesas y páselas al platón. Eche encima la salsa de jitomate y champiñones sobre las hamburguesas y llévelas de inmediato a la mesa.