• 1 kg de diezmillo
  • Hueso para caldo al gusto
  • 5 zanahorias frescas
  • 4 tallos de apio
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Cilantro o perejil picadito al gusto
  • 3 hojitas de laurel
  • 1 repollo chiquito sin el corazón cortado en trozos
  • 1 cebolla blanca grande
  • 1 cabeza de ajo chica

1. Corte en trocitos el diezmillo y déjelo pendiente.

2. Pele las zanahorias y córtelas en trozos. Reserve

3. Corte en trocitos el apio y en trozos más grandecitos el repollo, y reserve.

4. Ponga en la olla de presión 1 litro de agua, agréguele la cebolla en trozos, ajo y sal al gusto.

5. Cuando empiece a hervir, eche la carne y el hueso, hierva durante 10 minutos y vaya retirando la espuma que suelta, con una espumadera.

6. Agregue el apio y tape la olla.

7. Ponga la válvula, cocine de 10 a 15 minutos, según haya cortado los trozos de carne.

8. Destápela, agréguele la zanahoria, déjela cocer un rato y agréguele el repollo, sazone con sal y pimienta y las hojas de laurel.

9. Ponga el cilantro o perejil picadito al momento de servir.