• 3/4 de kg de bistecs de tapa de aguayón, aplanados y cortados en tiras
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de aceite
  • Para el encacahuatado:
  • 1 jitomate chico, muy rojo
  • 1/4 de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de perejil finamente picado
  • 1 chile chipotle adobado
  • 1 pizca de tomillo
  • 150 gr de pasta de cacahuate sin azúcar (o 200 gr de cacahuates molidos en seco en su procesador)
  • 2 cucharadas de aceite

1. Pique finamente el perejil. Licue juntos el jitomate, la cebolla y los ajos.

2. Caliente el aceite en una cacerola y fría lo licuado hasta que quede bien sazonado. Agregue al sofrito el perejil, el chipotle adobado cortado en en pedacitos, el tomillo y la pasta de cacahuate.

3. Deje que se sofría unos 10 minutos y entonces agregue 1 1/2 tazas de agua y sal al gusto. Deje que el encacahuatado se siga cociendo a fuego muy bajo por 5 minutos más.

4. Mientras tanto, corte en tiras los bistecs, espolvoree sobre ellos sal y pimienta y fríalos ligeramente en un sartén con 2 cucharadas de aceite.

5. A medida que fría los bistecs, échelos en la salsa y deje que se cuezan en ella unos 10 minutos.

6. Pase los bistecs a un platón y llévelos a la mesa, puede servir sobre una cama de arroz blanco o de fideo oriental.