• 1/2 kg de carne molida de puerco
  • 1/2 kg de carne molida de res
  • 1/2 diente de ajo
  • 2 huevos ligeramente batidos
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra molida
  • 3 cucharadas de pan molido
  • 1/4 de cucharadita de hierbas de olor
  • Sal
  • 3 cucharadas de harina
  • 1/4 de taza de aceite
  • 3 cucharadas de cebolla finamente picada
  • 2 cucharadas de perejil finamente picado
  • 2 jitomates rojos, maduros
  • 1 1/2 tazas de cerveza
  • 1/4 de taza de agua.

1. Pique muy finamente el ajo.

2. Mezcle perfectamente en un tazón las dos carnes, los huevos, la pimienta, el pan molido, las hierbas de olor, el ajo y sal al gusto.

3. Forme con la mezcla albóndigas del tamaño de un limón pequeño.

4. Revuelque las albóndigas en la harina.

5. A fuego medio, caliente el aceite en la olla de presión y dore en él las albóndigas. Pase las albóndigas a un plato y resérvelas.

6. Pique finamente la cebolla, el perejil y el jitomate. En la olla de presión, en el aceite que quedó después de freír las albóndigas, fría la cebolla, el perejil y el jitomate.

7. Agregue la cerveza, el agua, sal al gusto y las albóndigas. Cierre la olla de presión y cuente 15 minutos a partir del momento en que, con el tapón puesto, empiece a silbar.

8. Enfríe la olla bajo el chorro del agua fría y ábrala si va a servir al momento, de lo contrario espere a que la olla se enfríe para poder abrirla.