• 300 gr. de champiñones pequeños.
  • 1 Cucharadas de harina.
  • 30 gr. de mantequilla.
  • 2 Cucharadas de jerez seco.
  • 10 ml. de nata liquida.
  • 1 Cucharadita de mostaza.
  • 1 Cucharada de salsa Worcester.
  • 3 Rebanadas de pan de molde.
  • 1 Pizca de curry en polvo.
  • 1 Tomatito frances.
  • Sal al gusto.
  • Pimienta negra.

Preparación:

Lavar muy bien los champiñones y secarlos.
En una sartén derretir la mantequilla y añadir los champiñones, salteándolos 3 minutos, sin dejar de removerlos.
Agregar la harina y cocer otros minutos más, sin dejar de mover.
Retirar del fuego y añadir la nata liquida, la salsa Worcester, el jerez y la mostaza.
Agregar sal y pimienta al gusto.
Volver a colocar en el fuego y recalentarlo, sin dejar de mover.
Cortarlos en rebanadas en forma redonda y en una sartén con un poco de aceite, freírlas por los dos lados.
Sacarlas de la sartén y colocarlas en un plato con papel absorbente para que suelten toda la grasa. Colocar las tostadas en un plato y esparcir por encima los champiñones calientes.
Espolvorear con una pizca de curry.
Decorar con los tomatitos franceses y servir.