• 1 lechuga romanita
  • 1 manojo de berros muy frescos
  • 5 rebanadas de tocino
  • 1/2 taza de nueces gruesamente picadas
  • 1 taza de jugo de naranja
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 4 cucharadas de vinagre de vino
  • 1/8 de cucharadita de pimienta negra molida
  • Sal

1. Lave perfectamente lechuga y berros. Desinféctelos según instrucciones de su producto.

2. Corte en pedazos grandes la lechuga y utilice sólo las hojas de los berros.

3. Corte el tocino en rebanaditas y fría éstas en un sartén hasta que se doren. Sáquelas del sartén y apártelas.

4. Eche en un frasco el aceite de oliva, el vinagre, el jugo de naranja, la pimienta y sal al gusto. Tape el frasco y agítelo para que se mezclen bien los ingredientes.

5. Pase la lechuga y los berros al colador para que escurran el agua. Luego póngalos en una ensaladera, agrégueles el tocino frito, las nueces y el aderezo del frasco.

6. Revuelva la ensalada para que se mezclen bien los ingredientes.