• 2 tazas de arroz
  • 1/2 taza de aceite
  • 1/4 de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón (páprika)
  • 3 gotas de pintura vegetal roja
  • 2 cucharadas de consomé de pollo granulado

1. Lave el arroz con agua caliente y escúrralo en un colador.

2. Ponga a calentar el aceite en una cacerola y fría el arroz hasta que los granitos se separen.

3. Mientras tanto, licue en 1 taza de agua la cebolla y el ajo. Una vez que el arroz esté frito, escúrrale todo el aceite que pueda, y échele la cebolla y el ajo licuados, 5 tazas de agua, el pimentón, las gotas de pintura vegetal y el consomé de pollo.

4. Muévalo un poco, tape la cacerola y deje que el arroz se cueza a fuego alto hasta que se haya consumido toda el agua.