• 1/2 piña
  • 1 1/2 de azúcar
  • 1/2 litro de vino blanco

1. Arránquele el penacho a la piña y pélela.

2. Corte la mitad de la piña en trozos pequeños y póngalos a cocer unos 10 minutos, en una cacerola tapada, con 1/2 litro de agua y el azúcar.

3. Licue los pedazos de piña con su agua de cocción; agregue al licuado 1 litro de agua y cuélelo a una jarra.

4. Añada el vino blanco, revuelva y ponga la jarra en el refrigerador. Antes de servir agréguele cubitos de hielo.