• 1/4 de kg de guayabas
  • 3/4 de taza de azúcar
  • Cubitos de hielo

1. Lave las guayabas perfectamente, déjelas escurrir y córtelas en pedazos medianos.

2. Licue las guayabas con 4 tazas de agua y cuele el licuado a una jarra.

3. Agréguele 4 o 5 tazas más de agua.

4. Agregue el azúcar y revuelva hasta que ésta se disuelva totalmente.

5. Añada cubitos de hielo al gusto.