• 10 limones sin semilla o del limón de su preferencia
  • 3/4 de taza de azúcar
  • Cubitos de hielo

1. Lave los limones, con agua y jabón, usando su cepillo o fibra para frutas y verduras, enjuáguelos con agua fría y séquelos con un paño limpio de cocina.

2. Llene una jarra con 8 tazas (2 litros) de agua y disuelva los 3/4 de taza de azúcar, perfectamente.

3. Con el lado más fino del rallador, ralle la cascarita verde de 5 limones. Eche la ralladura de los limones al agua azucarada.

4. Exprima el jugo de los diez limones y agréguelo al agua, revolviendo bien y puede agregar un poco de hielo, sin excederse para que no se pierda el sabor. Lo ideal es servir los hielos por separado y que cada quien se los sirva al gusto.